En la entrada anterior os expliqué como limpiar correctamente la cadena, el siguiente paso es engrasarla de forma adecuada. Hay muchos métodos, empleando distintos productos y sobre todo distintas formas de aplicación. En esencia, lo que debemos de hacer es aplicar una cantidad determinada de grasa o aceite en los retenes de la cadena para que no gripen y eviten los roces y por ende, el sobrecalentamiento de la cadena. Debemos pensar también que el exceso de grasa provocará que se pegue mucha suciedad y se formen costras. Es importante que el aceite penetre bien en los retenes.

Siguiendo lo anterior, tenemos distintos formatos y productos:

  • El mas empleado por su aplicación mas “rápida” son los sprays de cadena. En este caso, muestro el Factory Line de Motul, he probado otros como el Silkolene o Putoline que son incluso mejores. El problema de estos sprays es que a menudo salpican mucho y no penetran de forma adecuada en los retenes. Al salpicar manchamos zonas aledañas a la cadena formando las costras de grasa que tan mal salen,  precisamente por el “efecto pegamento” que tienen éstos. Para mas inri, son caros y grandes para su transporte.
  • Por otro lado tenemos el Chain Paste, también de Motul, que básicamente es una grasa de cadena con un aplicador en forma de pincel en su extremo para poder repartirlo correctamente. Su principal virtud es que no mancha nada y se tiene mucho control en su aplicación, tiene un transporte fácil y cómodo ya que el tubo es flexible en vez de chapa como los sprays. Como parte negativa tenemos de nuevo el precio y la facilidad con la que te pasas de la cantidad necesaria.
  • El mas desconocido y el que voy a explicar es el engrase con valvulina (aceite SAE 80-90). Para mí son todo ventajas, es muy simple de aplicar, es el que mejor penetra en los eslabones, es el mas limpio (mancha menos y se limpia mejor), y además es el mas barato.

No explicito ninguna marca puesto que cumplen todos con las condiciones mínimas al ser SAE 80 o 90, en cualquier tienda de recambio lo encontraremos.

Para aplicarlo necesitaremos un pequeño bote de aceite o ketchup de los chinos, al que le haremos un pequeñísimo orificio que nos permita echar “gota a gota”.

Antes de engrasar la cadena es bueno darse una pequeña vuelta para que la cadena venga “caliente” (tranquilos que no va a quemar) y el aceite penetre mejor debido a la dilatación de los materiales.

Para su aplicación necesitaremos el caballete trasero si la moto no dispone del central, pondremos unos cartones para no manchar, un pincel para repartir y un trapo para eliminar los restos. Buscaremos el eslabón de unión para llevar constancia de por donde vamos a empezar y es preferible que la cadena esté medianamente limpia.

Es importante recordar que en lo que debemos centrarnos es en engrasar los retenes internos. En la foto superior los estoy señalando para ver que son esas intersecciones las que sufren y soportan las mayores tracciones de la cadena.

Empezaremos por la parte superior para ir echando una gota en cada eslabón que caerá por su propio peso repartiéndose en todo el retén. Como tenemos dos filas de retenes, una mas pegada a la rueda y una mas externa, empezaremos por la mas cercana a la rueda, echando una gota en cada retén y girando la rueda CON LA MANO (evitar usar el motor) poco a poco y en sentido antihorario.

Cuando tengamos una fila, daremos unas cuantas de vueltas hacia ambos lados para favorecer que se reparta correctamente el aceite.

En la siguiente foto se puede apreciar la diferencia de la fila engrasada (la interna) y la externa aún sin aceitar. Se observa como los retenes quedan sumergidos totalmente en el aceite.

 

Pasaremos ahora a hacer la siguiente fila procediendo del mismo modo, gota a gota engrasando todos los retenes uno a uno, al terminarlos todos, girar la rueda varias veces en ambos sentidos y pasamos al siguiente paso, que no es más que repartir el sobrante con el pincel, para que quede la cadena protegida y engrasada ampliamente.

Primero pasamos el pincel por la parte de arriba de la cadena y después por la parte de abajo, sosteniendolo con una mano y girando la rueda con la otra, dando unas cuantas vueltas quedará suficientemente repartido el aceite.

Por último solo nos queda retirar los restos con un trapo y limpiar correctamente los excesos del aceite, como siempre, tanto por la parte de arriba como por la de abajo.

Una vez retirados los restos es bueno dejar reposar la cadena para que se adhiera suficientemente, estos son los resultados finales, cadena engrasada, limpia y protegida.

Los primeros km tras engrasar la cadena debemos extremar las precauciones al circular por posibles restos de aceite en la rueda que puedan hacernos deslizar.

 

NOTA IMPORTANTE: en ocasiones, sobre todo si no hemos limpiado la cadena antes del engrase no es necesario hacer todo el proceso de engrase, particularmente yo, cada 1000 o 1500km limpio y engraso la cadena de esta forma, pero en el medio hago engrases “superficiales” que consisten en añadir directamente el aceite al pincel que habéis visto y repartir con éste el aceite por la cadena igual que lo muestro en la entrada. Este engrase lo hago así cada 300-500km.

0 146