Después de el éxito de las quedadas de otras otras delegaciones, nos tocaba el turno a los extremeños y andaluces que nos quisieron acompañar, y es que gracias a la amabilidad de la Familia Medina, hemos podido celebrar una de las convivencias mas esperadas por todos.

 

Los ánimos estaban por las nubes no sólo por reunirnos una vez mas, si no por hacer algo distinto, al fin y al cabo no todos los días tenemos el placer de visitar unas bodegas de este calibre y de disfrutar de una cata de vinos con expertos enólogos.

Tras los pronósticos de temporal y lluvias fueron pocos los valientes que llegaron en moto pero la cantidad no es sinónimo de calidad y es que tuvimos la suerte de admirar motos icónicas y las nuevas proezas tecnológicas recién salidas de Borgo Panigale.

Poco a poco la gente fue acudiendo y todos entablamos conversaciones y admiramos las maravillas italianas que teníamos delante, esos ratos son los que dan sentido a nuestro club, amigos compartiendo su pasión: DUCATI

Empezamos la visita guiados por nuestro amigo, socio y dueño de las Bodegas Medina: Kiko Medina. Nos contó como desde el cultivo de las viñas hasta el embotellado se cuida cada detalle para obtener vinos de excelente calidad amparados por la Ribera del Guadiana.

Combinando los mostos de sus propias viñas y de distintas variedades consiguen conjugarlos y obtener distintos tipos de vino, separando siempre las producciones de vino blanco y tinto, dando a cada cual un distinto margen de tiempo en depósito, barrica y botella taponada con corcho natural hasta que sale al mercado.

Una vez finalizada la visita nos dispusimos y preparamos nuestros sentidos para la cata de vinos posterior, empezamos por los vinos blancos jóvenes y fuimos subiendo de nivel hasta llegar a los tintos envejecidos. Nos enseñaron a destripar un vino, saber poner los 5 sentidos en busca de esas características que los hacen únicos. Algunos mas entrenados que otros supimos extraer los aromas y características que forman estos caldos.

Acabada la cata y con algunos ya mas pendiente del jamón que de otra cosa comenzamos la comida y seguimos compartiendo las batallitas que nos caracterizan a los moteros. 

 

El tiempo se estropeó poco a poco y lo que empezaron siendo unas nubes, pronto se tornaron en tormenta que nos hizo ir desapareciendo, para evitarla en la medida de lo posible.

Agradecer a todos los que estuvisteis, en especial a la Familia Medina y a Samuel por estas pedazos de fotos, nos veremos muy pronto en la KDD NAcional del DOC D.C.E. en Galicia sin duda será muy grande:

Planing X KDD Nacional DOC D.C.E. – Galicia 2019

 

0 137