En este post, voy a describir la mejor forma de hacerle una limpieza en profundidad a nuestra Ducati.

El método es válido para cualquier vehículo, teniendo en cuenta que no será nunca nuestra forma de lavar habitual, ya que el desempeño de este modo conlleva mojar mucho todos los componentes de la moto. Deberemos extremar las precauciones sobre todo en modelos con “todo a la vista” procurando no mojar los manojos de cables o la centralita.

Como explico arriba, este método es mas delicado para la moto y por tanto solo lo usaremos en casos excepcionales que la moto necesite un buen lavado, antes de darle un pulido o antes de una capa de protección.

Voy a empezar por describir los productos que voy a utilizar. Esta selección viene dada por mi experiencia personal, pero el mundo del detail está en constante evolución y siempre hay productos nuevos que superan lo anterior. No tenéis porqué usarlos todos, pero os recomiendo que lo hagáis tal y como lo describo para un perfecto acabado.

 

De izquierda a derecha tenemos:

  •   LABOCOSMÉTICA PRIMUS: es un champú de prelavado, lo uso en una dilución 1:80, con 1 litro de dilución nos bastará, por tanto solo usaremos 12,5cc de producto y el resto agua hasta el litro. Lo uso con un atomizador espumante de la marca DiMartino al que además he instalado una válvula como la de la moto para poder dar la presión con el compresor, así es mucho mas cómodo, pero si no, lo podéis hacer con su pulsador.
  •   AUTOGLANZ BUG OFF: quitamosquitos muy efectivo para todos esos bichos que se quedan pegados en todos los rincones de la moto, además también se usa para ablandar las zonas mas sucias como los bajos. Se utiliza puro.
  •   SISLIM V60: limpiallantas con descontaminador férrico. Es un limpiallantas que además añade una eficaz fórmula para disolver el resto de ferodo que sueltan las pastillas y los discos. Se utiliza puro. 
  •   CHEMICAL GUYS CITRUS: jabón de carrocería con alto poder de limpieza y lubricación para no arañar nada. En este caso he utilizado 50ml de producto para 6,5litros de agua, se añade en un cubo y se remueve para homogeneizar la mezcla.
  •   UTENSILIOS DE LIMPIEZA: utilizaremos un guante de microfibras, de la marca CarPro y varias brochas suaves para llegar a todos los rincones, estas son de la marca ADBL y el cepillo es de Muc-Off. También necesitaremos dos cubos para el lavado final.
  •   TOALLA DE SECADO: nos permitirá retirar todas las gotas una vez terminado el proceso, ha de ser muy suave y respetuosa con la carrocería.

Como mención especial es bueno disponer de una microfibra mas vieja o una esponja destinada para la primera pasada en las llantas ya que suele salir mucha suciedad.

NOTA MUY IMPORTANTE: todos los productos aquí descritos o cualquiera de limpieza es muy importante no dejarlos secar nunca sobre la carrocería, es por esto que nunca haremos la limpieza a pleno sol o con temperaturas elevadas.

EMPEZAMOS con el QUITAMOSQUITOS

Pulverizaremos abundantemente en las zonas mas expuestas como son el frontal, las punteras de la horquilla, radiadores, guardabarros, bajos del motor y tijas. Es simplemente pulverizar y dejar actuar sin aclarar. Si hay zonas muy sucias le podemos echar un poco también ya que ayudará a reblandecer todo.

 

SEGUIMOS RÁPIDAMENTE con el PRELAVADO

Para el prelavado, ya tendremos previamente lleno el atomizador con la dilución de PRIMUS y cargado a tope de presión. En mi caso uso la boquilla amarilla de las tres disponibles que nos dará una espuma media menos “seca” que la verde que es la que mayor espuma aporta. Rociaremos toda la moto, incidiendo en las partes de difícil acceso para que el prelavado disuelva la suciedad. Se aplica siempre de abajo hacia arriba y no dejaremos nunca que la presión del atomizador decaiga para que forme una espuma densa.

Dejamos actuar unos instantes y seguimos reforzando las zonas mas escasas, al actuar el prelavado comienza a escurrir y desincrustarse toda la suciedad de esta forma:

Cuando comencemos a ver que la espuma se contrae y se seca, es el momento de aclarar todo, de arriba hacia abajo, con una manguera sin presión y tratando de no mojar las partes críticas de la moto que como he explicado antes.

 

PASAMOS al LAVADO CON GUANTE

Si bien, todo lo anterior era simplemente una preparación para este paso, es muy importante hacer bien los anteriores para ahora tener una base perfecta para dar el toque final y centrarnos en los matices de la carrocería.

Con la mayoría de la mugre fuera de la moto, vamos a utilizar la “técnica de los dos cubos” para limpiar detalladamente la moto.

Esta técnica consiste en tener un cubo con la mezcla del champú de carrocería y en el otro solamente agua, de tal forma que en un primer paso introduciremos el guante de lavado en el cubo con el champú, frotaremos la moto y cuando busquemos dar una segunda pasada primero limpiaremos el guante introduciéndolo en el cubo con agua solamente. Evitaremos de esta forma contagiar de agua sucia nuestro cubo con champú y minimizar el riesgo de arañar la moto.

Pensad que si por lo que sea una pequeña piedra quedara en el guante y no lo escurrimos convenientemente arañaremos el resto de moto con ese residuo. Al principio cuesta acostumbrarse pero después es instintivo. 

Debemos notar que el guante se desliza y que no se agarra, de esa forma sabremos que lo estamos haciendo bien.

Una vez terminadas las zonas de fácil acceso con el guante, nos centramos en las difíciles como hendiduras del motor, estriberas, bajos, punteras etc. Para esto mojaremos los pinceles en la cuba del champú y limpiaremos esas zonas cuidadosamente, enjuagando tantas veces como sean necesarias los pinceles.

 

NOS VAMOS a las LLANTAS

A menudo de las partes que mas lucen de nuestras Ducatis, mas aún las que llevan monobrazo.

Pulverizaremos el limpiallantas y lo dejaremos actuar unos instantes, aprovecharemos la brocha para darle bien a todos los rincones, moviendo la rueda constantemente (nos será muy útil el caballete).

 

RECTA FINAL, el ACLARADO

De la misma forma que hicimos con el prelavado, no utilizaremos agua a presión, solamente una manguera y cuidaremos de no salpicar las zonas mas delicadas. Procuraremos retirar el champú desde arriba hacia abajo y no dejar nada sin remover. 

 

Y POR ÚLTIMO el SECADO

De los pasos mas importantes si queremos tener un resultado final óptimo, es importante no dejar nada de agua en la carrocería y en las partes internas del chasis y motor, precisamente este sistema de limpieza es donde nos dará un trabajo mas importante porque usamos mucha agua y es complicado secarla toda.

En este caso yo me ayudo del aire a presión que paso primero por todas las zonas donde no llega la toalla.

Y cuando ese agua a saltado de su alojamiento pasamos suavemente por todas las zonas la toalla absorbiendo a su paso todo el agua.

Por último con un paño mas pequeño nos podemos ayudar para retirar las gotas de las zonas mas escondidas, es muy importante no dejar ninguna gota ya que después nos saldrán marcas de cal muy fuertes que si se seca cuesta mucho quitar.

NOTA

Siempre que utilicemos este sistema deberemos secar y engrasar la cadena convenientemente ya que el agua la puede oxidar, si es posible se puede dar una pequeña vuelta para que las gotas salten de los eslabones y eso nos ayudará a sacar alguna gota que quede escondida.

Os dejo el tutorial de engrasado de la cadena por si os puede venir bien:

https://www.ducaticlubdocdce.com/2018/04/22/engrase-de-cadena/

0 529